30 abril 2008

La belleza de pensar - Alejandro Jodorowsky

La Belleza de pensar, fue un programa del canal trece de acá de Chile, que era conducido de muy buena forma por Cristián Warnken. Se diferenciaba de la mayoría de los programas de entrevistas por sus invitados, principalmente del mundo de la cultura y no de la política ni de la farándula, y por la preparación que mostraba Warnken acerca de los temas tratados.

Cuando una persona hace lo que le gusta se nota, en este caso se hacía de una amenidad asombrosa la forma en que se trataban temas como las Matemáticas, la Física o la Astronomía por poner algunos ejemplos. Recuerdo que en una ocasión leí que el propósito de la escritura es llegar a la mayor cantidad de gente posible, que no es ser exclusivista sino por el contrario, su deber es pertenecerle a todos. Esto se puede extrapolar a todos los ámbitos y al parecer, Warnken y sus invitados pensaban lo mismo ya que lograban involucrar a los espectadores con una facilidad y cercanía que se agradecían.

En esta ocasión, el entrevistado fue Alejandro Jodorowsky que estaba presentando su libro La danza de la realidad, en el que relata, muy en su estilo, sus peripecias por este mundo. La entrevista se realizó en dependencias de la feria del libro, con gran cantidad de público y en un ambiente ameno y distendido en el que el maestro psicomago da muestra de sencillez y facilidad de comunicación.

Hay un momento en que Jodorowsky cuenta una breve historia que trata de un maestro zen que en su lecho de muerte es interrogado por sus alumnos acerca de sus últimas palabras. El anciano, en lugar de hablar sobre el tranquilo paso de una vida a otra o de la futilidad de la existencia, sólo les dice: ¡¡No quiero morir!!. Más allá de lo gracioso del cuento, le sirve a él para hablar de su visión de la vida, de cómo a pesar de no creer en Dios, sí cree en un tipo de espiritualidad o "sentido de la vida" que abarca más que lo netamente físico.

Además de la entrevista dejo el enlace a algunos libros escritos por Alejandro Jodorowsky:

- Cabaret Trágico
- Zipelbrum
- El caso de los niños deshidratados
- El maestro y las magas
- El pato Donald y el budismo zen
- El tarot de Marsella restaurado
- Psicomagia
- Manual de Psicomagia
- Las doce deformaciones

La belleza de pensar (entrevista)
Libros

Saludos.

Leer más

26 abril 2008

Sobre Stephen King, Lost y yerbas varias

Hace unos días vi la última película basada en un libro de Stephen King, La niebla, que resultó, según mi humilde opinión, ser más entretenida y apegada al espíritu del libro de lo que se acostumbra a hacer. Desafortunadamente el final, aunque impactante, le quita buena parte del acierto a la adaptación, me parece que al eliminar el final abierto del libro se trastoca de forma fundamental la idea de fondo de la historia.
Como no soy experto en cine (ni en ninguna otra cosa) no voy a tratar de profundizar en el tema para no quedar en ridículo. En cambio, si me manejo bastante en temas superficiales y como una forma de aliviar la ansiedad mientras espero que termine de bajar el capítulo 9 de esta temporada de Lost, voy a dedicarme al nunca bien ponderado arte de hablar y pontificar sobre algo basándose en rumores. ¡No es fácil eh! se requieren años de experiencia y de conocimientos inútiles .
Esto lo he contado en un par de ocasiones pero no está de más volver a repetirlo: como buen seguidor de Lost que me creo, durante un buen periodo de tiempo me dediqué a leer todo lo que podía sobre la serie y un buen día, me encontré con la noticia de que Stephen King también se había dejado atrapar por las peripecias de los perdidos en la isla misteriosa. Según el artículo que leí, el creador del payaso asesino quedó tan impactado al final de la primera temporada, que no pudo esperar como el resto de los mortales y, con el poder que da la fama, consiguió que JJ Abrams, creador de Lost, aceptara reunirse con él.
Luego de las consabidas palabras y elogios mutuos de buena crianza, el escritor, a punto de explotar de ansiedad, preguntó directamente a su interlocutor cuál era el secreto de la trama, en qué terminaba todo, ¡ah! Lo que Abrams le contó a King sólo lo saben ellos, pero debe ser algo que va más allá de las elucubraciones que suelen elaborarse sobre el gran misterio, porque el gran autor de novelas de miedo e ídolo de multitudes, estuvo a punto de besarle la mano (y no sólo eso) a J J.
Los elogios no se hicieron esperar: "¡eres un genio J J! ¡mi próxima mascota llevará tu nombre!" y cosas por el estilo. El guionista le pidió a King que guardara el secreto y este juro por el espíritu de Cujo que no hablaría por nada del mundo. Estuvo totalmente de acuerdo en que las tres temporadas proyectadas originalmente para desarrollar la historia eran las suficientes y adecuadas; no se podía hacer algo bien estructurado en menos tiempo y no era necesario extenderse más.
Pero, cuando ya se despedían, y antes de ir a llorar sus penas por su falta de ideas originales, Stephen le hizo una advertencia a Abrams: si se llegaba a enterar de que la serie se alargaría más allá de lo pensado para sacar provecho económico, él daría a conocer públicamente la Madre de todas la verdades. J J aseguró que eso jamás ocurriría y que no había nada de qué preocuparse, que lo primero es la integridad de las obras y que más que el dinero, lo que vale, es el arte. Abrazos, apretones de manos y bienaventuranzas mutuas dieron por concluida la reunión.
Hoy, como ya lo decía antes, estoy a la espera de un nuevo capítulo piratea... estee, compartido amablemente por un buen samaritano, de la cuarta temporada, y ya se sabe que ésta no será la última ni mucho menos. De hecho, se habla de que tal vez en la séptima u octava, se den visos ciertos del mentado secreto y no faltan los más aventurados que dicen que solamente en la saga, Los hijos de Lost, proyectada para el 2012, se sabría a ciencia cierta la verdad de la milanesa.
No sé qué tan creíble sea esto, pero si me atengo a la información que leí acerca del encuentro JJ - Stephen, no me queda más que asumir que tenemos para rato para llegar al climax. Por lo menos siento la satisfacción que en los primeros 8 capítulos de este año pasaron cosas más interesantes que en casi todo el año pasado.
Y bueno, toda esta perorata era para decir que pongo a disposición de aquellos que disfrutan de las narraciones de Stephen King, libros suyos que he ido recopilando con el paso del tiempo. Se incluyen clásicos como Carrie, La torre oscura, La niebla (que hay que leer si o si), It y muchos más. Además de relatos cortos del gran escritor, quien, a propósito, nunca cumplió con su amenaza de decir de qué se trata el secreto de Lost. Pero en fin, alguna razón tendrá para callar... o ¿quién sabe? tal vez los poderes de la isla sobrepasan la ficción.


Click
Leer más

24 abril 2008

Los ojos del gato Jodorowsky - Moebius


Para no perder la costumbre, otro comic de la dupla Jodorowsky - Moebius, esta vez se trata de una historia unitaria algo oscura, con la que espero tranquilizar a mi amigo La Maldad, que ya reclamaba por las entregas en números de los comics anteriores.


Click

Leer más

15 abril 2008

Angelo Badalamenti Twin Peaks

Hace algunos años adopté la sana política de no recrear o intentar recuperar los buenos momentos vividos cuando infante o adolescente, recurriendo a la revisión de las antiguas series de televisión, ya fueran animadas o "reales". Esto debido a algunas malas experiencias sufridas al percatarme que varias de ellas dejaban mucho que desear en cuanto a calidad argumental y técnica y, la verdad es que fue casi traumático ver en dvd algunas que siendo bien sinceros... son un asco. Pero siempre hay escepciones.

Luego de quitarle el bulto por más de un mes, me decidí hace una semana a revisar los 4 dvds en los cuales se encuentra la primera temporada de Twin Peaks y debo reconocer que nuevamente estoy involucrado en las peripecias del agente Cooper en su investigación del asesinato de Laura Palmer.

La historia es más o menos esta: en un pueblo semi rural norteamericano se encuentra el cadaver de Laura Palmer, adolescente popular y querida por todo el mundo y como es un caso poco habitual en el lugar, es asignado un agente del FBI para que investigue.

Cumpliendo con lo que es una regla básica en todo lo que lleva la firma de David Lynch, lo único normal en la serie son los primeros minutos, luego todo se distorsiona, los personajes van mostrando su lado más oscuro, se deja en evidencia que detrás de las bellas fachadas ocurren cosas insospechadas y que hasta el más inocente tiene algo que ocultar.

La trama es atrapante, con personajes muy bien construidos y actuados, un argumento novedoso, con esas pinceladas de humor absurdo y oscuro tan propio del director de Blue velvet y con diálogos que a veces sorprenden y no sabes si reir o tomarlos en serio. Como muestra lo siguiente:

Agente Cooper dirigiéndose al comisario local en una clínica veterinaria:
- Harry, es tan claro como las señales de tránsito que el pájaro que atacó a Laura Palmer es paciente de esta clínica. - Esto dicho con la mayor seriedad del mundo.
O esta otra dicha por otro agente explicando (?) el comportamiento de su novia:
- No quiere hablarme y no sé por qué. ¡No entiendo por qué está haciendo lo que está haciendo!
- Aquí no se aplica la lógica Andy, a grandes rasgos, las mujeres están cortadas de otra tela.
- Amén - los demás a coro. Sabias palabras :D

La serie sirvió de plataforma para la carrera de varios actores desconocidos hasta ese momento como Kile MacLachlan, Sheryl Lee, Sherilyn Fenn o Lara Flynn Boyle, y también para la edición de un excelente disco con la música compuesta por Angelo Badalamenti, que es el complemento perfecto para el clima de falsa normalidad y sosiego en el que se desenvuelve la acción.


Click
Leer más

10 abril 2008

Mark Hollis

Luego de que Talk Talk editara Colour of spring, Mark Hollis, y sus compañeros de ruta, Paul Webb (bajo) y Lee Harris (batería), más el productor Tim Friese-Greene, verdadero cuarto hombre del grupo, se encerraron en una iglesia abandonada durante más de un año, volviendo locos a los ejecutivos de su disquera que ansiaban nuevos singles como It's my life para lanzar al mercado. Pero los muchachos tenían otra idea en mente.
Ya en temas como Renèe (It's my life 1984), April 5th, Chameleon day o Time it's time (Colour of spring 1986) y singles como For whats it's worth y John Cope, habían anunciado lo que pretendía hacer.

La primera evidencia de que las cosas tomaban un nuevo rumbo fue la entrega de un disco de sólo seis temas totalmente alejados de los convencionalismos y de lo esperado por el sello. Por si fuera poco el grupo anunció que no volverían a hacer presentaciones en público aduciendo a la imposibilidad de tocar esos temas en vivo y por último, al negarse a aceptar la edición de I believe in you por parte del sello que "necesitaba" algo parecido a un single, definitivamente las relaciones se rompieron. El delicado equilibrio en que convivían el mecantilismo y el arte no podía mantenerse por mucho tiempo.

Spirit of eden
se convirtió en un disco de referencia obligada para los amantes del rock, en base de lo que después se llamaría post-rock, y para muchos, en uno de los mejores de la historia de la música. Además, es la primera parte de una trilogía que seguiría con Laughing stock (1991) y el disco solista de Mark Hollis que, a pesar de ser editado en 1998, continua una linea basada en la libertad de creación y la utilización de la música como medio de máxima expresión compositiva y conceptual, al igual que sus antecesores.

Hay una consecuancia lógica en la creación de Laughing stock y Mark Hollis, ambos profundizan aun más en el concepto desarrollado en Spirit of eden: preferencia por el sonido acústico, apertura a la influencia de estilos que van desde el jazz al blues y por momentos, pasajes de improvisaciones propias de una jam session y todo esto aderezado con las letras y la voz de Hollis, que parecen estar dirigidas a ese espacio en el que emoción y razón se entrelazan sin problemas.

Han pasado diez añoz desde el lanzamiento del disco en solitario del vocalista de Talk Talk y al parecer no hay intención de su parte por grabar algo nuevo, tal vez nunca lo haga. Las referencias que se tienen de él hablan de su retiro, de su alejamiento definitivo de la industria musical y no se le puede culpar. Por lo menos nos dejó un disco de antología que recomiendo sí o sí escuchar a quienes no lo han hecho aun.


Click
Leer más

07 abril 2008

Talk Talk


Escuchar a Talk Talk es enfrentarse a un proceso que es básico pero no siempre bien asumido ni aceptado: evolución. Entendido ésto como el deseo natural e irreprimible de huir del estancamiento, de la rutina, aunque eso signifique alejarse de la fama y las luminarias.
A la inversa de lo que ocurre con muchos grupos que se inician como proyectos interesantes y acaban enredados en la maraña de la industria musical, Talk Talk debutó con un disco, The party's over (1982), que se enmarcaba casi perfectamente en la onda comercial y light de aquellos años, aunque con la salvedad de letras más cuidadas y la excelente voz de Mark Hollis, y terminaron con Laughing stock (1991), último eslabón del grupo en una historia de evolución permanente y de desafío constante para quienes lo escuchaban.
Ya en su segunda producción, It's my life (1984) y de la mano de temas como el que da el nombre al disco, Such a shame o Renée, marcaron diferencia con sus pares. Esto se vio fortalecido aun más en Colour of spring (1986), en el cual comienzan a experimentar con sonidos cercanos al jazz, el ambient y pasajes totalmente inclasificables.
Este es uno de los discos más atesorables que he escuchado en mi vida y creo que resume perfectamente lo que fue Talk Talk. Desde el inicio con esos compases de solo de batería embrujador de Hapiness is easy, en el cual es casi paradojal escuchar a Hollis y su voz de sublime tristeza, decirnos que la felicidad es fácil, pasando por Life is what you make it, en que nos grita a voz en cuello que los máximos responsables de lo que nos ocurra (o no) somos nosotros mismos y que basta de excusas, hasta Chameleon day y April 5th, donde el formato tradicional de canción pasa al olvido y se transforman en pensamientos inconexos susurrados sobre una nube de notas estremecedoras.
Si a ellos sumamos la belleza de I don't believe in you y Time it's time, con su progresión a niveles casi sinfónicos y su final apoteósico, obtenemos un disco redondo, perfecto, sin fisuras y que mostraba que el grupo se encontraba en un periodo de crecimiento y aprendizaje que los llevó a evolucionar más rápido que a la mayoría de sus seguidores.
Le siguieron Spirit of eden (1988) y Laughin stock (1991), aclamados por la crítica e ignorados por las masas y los programadores radiales, afortunadamente. Elaborados e inclasificables, son ambos experiencias totalmente nuevas que deben vivirse de todas maneras y en los cuales dejan en claro que los convencionalismos habían quedado atrás hace años y que, además, permiten que la voz de matices ilimitados de Hollis, se mueva totalmente a sus anchas.
Diez años de existencia plasmados en cinco discos, dos de los cuales, más uno en vivo, se encuentran pinchando donde dice Click. No está mal para iniciar la semana... creo :)

Notas post sueñum: Primero, la discografía completa se encuentra sumergiéndose en el enlace de mi nunca bien poderado foro Des-a-forados
Segundo, It's my life y Colour of spring tienen un par de bonus agregados por este humilde servidor. Se trata de singles que no fueron incluidos en los discos oficiales.
Y tercero, en unos días posteo el disco de Mark Hollis. Creo que se merece un post aparte.

Click
Leer más

05 abril 2008

Tatsuo III

Tatsuo camina lentamente mientras escudriña con el entrecejo fruncido las paredes de las casas. Sólo logra distinguir rasgos ininteligibles de una numeración que lo hacen achicar aun más sus ojos, como si de esa manera los caracteres adquirieran más notoriedad.
- Parece que el tiempo no sólo borra los recuerdos - murmura.
De improviso aparece frente a su nariz el número buscado, 287 de calle Consuelo. La casa tiene unos 50 metros de fachada y está pintada de color rosado brillante. Sin demora, golpea dos veces con sus nudillos y luego se da cuenta de que hay un timbre que no había visto.
- Siempre me pasa lo mismo - piensa - Y ahora ¿qué hago? ¿toco el timbre o espero un rato? Mejor me hago el huevón y golpeo de nuevo. No, creo...
El ruido de unos pasos que provienen del interior lo salvan de sus dudas existenciales. Se abre la puerta y asoma una mujer que observa hacia afuera y luego, como si nada, cierra. Tatsuo, atónito, vuelve a golpear y la mujer reaparece percatándose, esta vez, de su presencia. Debe tener unos cincuenta años y viste un mameluco rosado igual de intenso que el color de la casa, en su rostro se dibuja esa típica expresión de seriedad absurda, tan propia de los empledos públicos. Lo mira de arriba a abajo con ojos expertos.
- ¿Qué desea joven?
- Buenos días señora, me dieron esta dirección en la Oficina de Regulación Cívica - dice nuestro héroe mostrándole una tarjeta.
- Estos señores siempre nos mandan los problemas a nosotros.
- Señora yo...
- Pero ¿sabe joven?, hoy no lo vamos a poder atender porque nuestro horario es de Lunes a Viernes, de 9:30 a 12:30 y de 15 a 18 horas y los Sábados de 2 a 5. Excepto el primer jueves de cada mes que tenemos reunión de confraternidad con los señores de Patria y Vida en Disciplina
- No pero...
- ... y hoy es jueves 3 asi que...
- Pero señora, yo no busco comida - dice Tatsuo, aunque la mención de alimento le hace retorcer el estómago - estoy buscando a un amigo que está internado aquí, mire él se llama...
- ¡Ah! pero entonces se equivocó pues joven, el departamento de ayuda al Roto Olvidado, funciona en la siguiente puerta. Nosotros somos la Oficina de Normalización Educacional, vea usted - le indica una placa de cobre que se encuentra junto a la puerta y que el despistado no había visto. En ese momento, desde el interior de la casa se escucha una voz masculina con tono autoritario.
- Ya puh, esto se está enfriando.
- Ya voy - responde la mujer- luego mientras cierra la puerta, agrega - vaya al lado, ahí lo van a atender.
Tatsuo camina hasta dar con la otra puerta, también rosada, antes de tocar mira la placa de cobre y se asegura de que diga Rotovi, presiona el timbre, espera un momento y nada pasa, toca por segunda vez y continua el silencio.
- ¿Estarán comiendo al lado? - Vuelve a tocar y en esta ocasión abre una anciana vestida de similar manera a la mujer de la otra puerta.
- ¿Quién es? - pregunta casi gritando con una voz chillona y molesta.
- Buenos días abuelita, estoy buscan... - la anciana se sobresalta al escuchar a Tatsuo y retrocede un par de pasos. Luego saca unos lentes de cristales sumamente gruesos del bolsillo de su uniforme, se los coloca pero por el modo en que ladea su cabeza da la impresión de que aun así, no logra verlo bien
- Busco a don Lázaro Painemal
- ¿Nazario?
- ¡Lázaro!
- ¡Aah! don Lázaro ¿usted es su amigo?
- Eh... si, si, soy su amigo.
- Pase entonces joven. Pobre caballero, nadie lo viene a ver - mientras dice esto, comienza a recorrer un largo pasillo dejando atrás a Tatsuo que cierra la puerta y la sigue.
- Bueno, es comprensible que nadie venga - continua hablando ella - ¡Qué terrible enfermedad!
Luego de pasar junto a varias puertas la anciana se detiene frente a una.
- Esta es joven, lo dejo solo con su amigo. Adelante.
La habitación se encuentra en una oscuridad casi total, la gruesa cortina que cubre la única ventana a ratos es movida por el viento y permite que se iluminen ciertos lugares por unos segundos, a la vez, proporciona un poco de ventilación que, de todos modos, no evita que un molesto olor se mantenga siempre latente.
- Te estaba esperando - la voz del hombre que está sentado en la cama con la cabeza gacha y la espalda apoyada en la pared, se escucha casi como un susurro.
- Lo sé.
- Asiento - indica una silla que hay junto a la cama.
El viento nuevamente juguetea con la cortina y deja ver las llagas en sus brazos y en su cara. No me impresiono, por el contrario, acerco aún más la silla.
- Ahora, Tatsuo... - dice el hombre mientras alza su rostro y fija su mirada directamente en la mía -... cuéntame tu historia.


Leer más
 

el baúl de mefistum Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates