18 enero 2008

Collective Soul

A veces la vida parece jugar y divertirse a costa nuestra, o tal vez sea el azar, la casualidad o no sé qué payasada, pero aparecen como de la nada, momentos llenos de emociones a flor de piel, y que aunque queramos esquivar, nos atrapan irremediablemente. Parecen encadenarse unos a otros, como si se nos presentara el problema y la solución al mismo tiempo, y sólo dependiera de nosotros el saber encontrar el camino.
Recuerdo que hace algunos años sostuve una discusión con una de las personas más importantes y cercanas que ha habido en mi vida, y luego de decirnos cuánta tontera se nos vino a la cabeza, cuando ya estábamos tranquilos, ninguno de los dos tenía el valor de decir disculpa o me equivoqué, pero tampoco queríamos que las cosas siguieran su curso y pasaran al olvido.
De pronto nos quedamos ambos pegados del video de The world I know y al terminar de verlo, luego de un silencio algo incómodo aunque breve, volver a sonreír fue lo más natural del mundo para los dos.
Hoy ella viene viajando para pasar unos días de vacaciones. Luego de mucho tiempo sin vernos volveremos a estar juntos y seguramente más de alguna discusión tendremos, es inevitable, las mujeres son tercas por naturaleza y no entienden razones ni lógica :D
También hoy, mientras revisaba las estadísticas de los servidores en que tengo música, me encontré con este cd que subí hace ya cuatro meses para alguien muy especial, lo había olvidado, pero ahí estaba. Cuatro meses en el tiempo no son nada, pero para mi han significado mucho más de lo que podría explicar y quizás ni siquiera aún logro asimilar del todo.
Tengo muy pocas cosas claras y a medida que pasan los años, cada vez me siento más ignorante pero hay algo que sé desde hace tiempo: sé agradecer la honestidad, el cariño sincero, la oportunidad de comprobar que hasta el escéptico más acérrimo puede volver a sentir. Sé decir gracias y también sé que siempre es mejor la verdad antes que una mentira piadosa... siempre.
Y ahora, utilizando de fondo y excusa la música de Collective Soul aprovecho de decirte, simplemente... gracias.



7even year itch
The world I know

2 comentarios :

  1. Viva Collective Soul!.

    Mefistum, profunda tu entrada.
    Siempre es lindo un reencuentro con alguien especial, que suerte que tienes alguien asi. Yo tengo n encuentros pero con fantasmas nomás.
    Volviendo al cd, mi querido y chileno amigo, pucha, te costó poner algo de collective soul, ya era hora, estos chicos hacen una música que ya no más de buena.
    Bueno, antes que mi intermitente inter me traicione otra vez, fugo a otros blogs.

    ResponderEliminar
  2. Lo divertido es que nuestras visitas querían aprovechar las vacaciones para escapar del calor de Santiago y acá no ha bajado de los 30º :D
    Muchas gracias por tus palabras y por pasar por acá en tu periplo bloguero Lucybel.
    Saludos.

    ResponderEliminar

 

el baúl de mefistum Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates