22 diciembre 2011

The Shaggs, lo peor de lo peor

The Shaggs no sólo posee la distinción indudable, y totalmente merecida, de ser considerado el peor grupo de la historia del rock sino que, además, para muchos se ha convertido en un referente imprescindible gracias a un bigotón irreverente y mal hablado.

Pero antes de entrar en detalles explicaré por qué he decidido escribir este post: estaba leyendo un idem de Enver Melis en su blog, El melómano volador, en el cual, irresponsablemente, dice muy suelto de cuerpo, que un grupo que él conoció cumple con todos los requisitos para ser nombrado como lo peor. Confieso que después de escucharlos entendí el entusiasmo de Enver pero lo que ofrecen estas chicas está a años luz del grupillo en cuestión. Entonces, para demostrarle que está totalmente equivocado, escribo esto. Ahora si, entremos en materia.

Corría el año 1969 cuando Austin Wiggins, luego de invertir una buena cantidad de dinero en clases de música por correo para sus hijas mayores, decidió que ya era hora de revelar al mundo el talento que ellas exudaban a montones. Contrató un par de horas en un estudio y llevó a sus retoños para que se explayaran libremente. Dice la leyenda que el ingeniero de sonido, luego de torturar sus oídos con la música de las tres beldades, le propuso a papá Wiggins que aprovecharan de ensayar un poco más antes de grabar, pero él, que por algo estaba pagando, contestó con una frase para el bronce: ¡No, las quiero ahora que están calientes!

Y así fue que Dorothy, primera guitarra, composición y voz, Betty, guitarra ritmica y Helen en la batería, dieron a luz este bodrio de 12 canciones, cada cual más desestructurada que la anterior, carentes de todo sentido rítmico y con letras que avergonzarían a Barney y sus amigos. Por si fuera poco, ellas, tan lindas y forofas, bautizaron su ópera prima con el humilde título de Filosofía del mundo.

Para fortuna de la humanidad, un desalmado y poco visionario estafador se guardó para sí, 900 de las 1000 copias originales. Pero como no es tan fácil detener la evolución, en este caso musical, una de las restantes 100 copias fue a parar a las manos de uno de los genios más irreverentes, irrespetuosos y divertidos que haya conocido el rock, Frank Zappa. Él, que era capaz de reirse hasta de su propia madre, en una entrevista dijo que Philosophy of the world era una gran influencia en su música y que las Shaggs eran casi mejores que los Beatles.

Bastaron esas palabras para que se forjara el mito, de pronto las hermanitas Wiggins se convirtieron en objeto de culto, respetadas y analizadas concienzudamente por los más serios e (ignorantes) influyentes críticos. Incluso, músicos de la talla de Kurt Cobain, hablaban de las cualidades de tan excelente grupo. Ahora que lo pienso, tal vez esto dilucide la duda acerca de lo que escuchaba Cobain a la hora de hechar a volar su masa encefálica.

Pero bueno, como mi idea es dejar en evidencia la equivocación de Enver, pongo a disposición de los valientes que deseen arriesgarse a escucharlos, un tema del grupo del que él habla, Trumpet Boredom y uno de The Shaggs. Si alguien sobrevive, se acepta su opinión. También se puede descargar Philosophy of the world (no lo recomiendo) del trío maravilla.

Nota: Para demostrar que el talento ilimitado no es exclusivo del primer mundo, he agregado un video del ídolo de multitudes chileno René de la Vega, también se puede votar por él.



Trumpet Boredom: Hey Jude


The Shaggs: Philosophy of the world


Descarga del disco


René de la Vega Chica rica

Leer más
 

el baúl de mefistum Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates