28 febrero 2008

Meme - Premio



Nunca había recibido uno de los famosos memes, de hecho no estaba muy seguro de qué se trataban (y sigo sin saberlo muy bien) pero mi amiga Cata de Infinitos Mundos, me ha sorprendido haciéndome llegar este que es un meme-premio a la creatividad, diseño, material interesante y aporte a la comunidad bloguera. Creo que es un reconocimiento no merecido, pero como no quiero parecer mal agradecido ni poco caballero, lo acepto de buena gana :D
Ella fue distinguida por Alejandro, de Spam loco, y creo que tiene méritos de sobra para ello, no sólo por la belleza del diseño de su plantilla sino, además y principalmente, por el contenido de los temas que trata y su espíritu humanista y generosidad.
Pero como toda cadena que se precie de tal, esta debe seguir su rumbo. Entiendo que la idea es entregar este premio a quien uno considere que cumple con los requisitos antes mencionados. Por lo tanto he elegido a dos blogs que considero que cumplen a cabalidad con ellos y que tienen como factor común a su autora. Ella es mi ezpañolízima amiga Vane y sus blogs La Bloguería y Clave de Sol.
Creo que su buena voluntad, sentido del humor, deseo de aprender y enseñar entre otras cualidades, son motivos de inspiración para muchos y esto es sólo una pequeña forma de reconocérselo y, a la vez, una muestra de agradecimiento de mi parte. Gracias Vane.
Leer más

Mecánica Popular

La de Mecánica Popular es de ese tipo de música que transporta, casi magicamente, desde el estado de ánimo en que uno se encuentra hasta otro en que la calma y el sosiego se apoderan de nuestras emociones, incluso en aquellos temas en que recurren a su veta más rockera. Sus canciones parecen estar hechas para llegar con una facilidad increíble a aquellos que, como yo, se sienten a sus anchas en días de lluvia y que no le tememos a los cielos grises ni a las tardes melancólicas.

Hay una agradable sensación de frescura que recorre sus discos que, en algunos temas, parecen hasta ingenuos. Según ellos mismos sus influencias hay que buscarlas en los Beatles, Pink Floyd, y Silvio Rodriguez entre otros, y para ser sincero, al escuchar Tres escenas para el té me parece estar viendo la sombra de Silvio insistentemente durante todo el transcurso de la canción.

Antes de escuchar algo de ellos conocí Pánico, el disco de Manuel García, entonces, ya sabía lo que podía esperar. Aun así me ví sorprendido por temas como Las meninas o Hablar de ti, que también incluyó García en su disco acompañado con bellos arreglos de cuerdas, la excelente versión de Gira, gira, girasol de Victor Jara o La pena Vuela, que según pude averiguar fue elegida por la UNICEF para acompañar la celebración de sus 50 años de existencia.

Musicalmente hablando, yo diría que lo del grupo es una mezcla de folk(lor)-rock-canto urbano ochentero chilensis; un sonido netamente criollo. Todo eso aderezado con letras que van desde el compromiso social hasta temáticas de pareja tocadas con gran tino y buen gusto. Se siente una agradable limpieza en su sonido franco, directo y amistoso que, como decía al principio, nos lleva casi imperceptiblemente, y con nuestro beneplácito además, hacia un lugar en el que nos sentimos seguros, entre amigos, entre conocidos.

Click
Leer más

27 febrero 2008

Alef - Thau El triufo del soñador, Jodorowsky - Arno

Y llegó el final (?), todo lo que buscaba Alef-Thau se resume en este capítulo. No hay conocimiento, sabiduría, ignorancia o búsqueda que supere el deseo de sentirse parte de una realidad. Si es necesario enfrentarse a los peores temores o pesadillas nuestro héroe lo hace sin titubear porque comprende que no hacerlo es estancarse en una rutina sin sentido.

Hay que superar todos los desafíos y adversidades, de otra manera no somos merecedores de lo que nos espera. Si se flaquea a mitad de camino, se falla no sólo a quienes confían en nosotros sino, principalmente, acabamos de a poco con nuestra esencia, le fallamos a nuestro corazón.

Si se tiene la oportunidad de crear un camino propio ¿por qué seguir el que a otros les parece mejor? La presunta seguridad de lo conocido, efímera en emociones, a veces es sólo una gran trampa. Trampa en la cual ya han caído demasiados y ahora sólo desean aumentar su número para no sentirse tan avergonzados por no dar la lucha. Cobardes disfrazados de buenas intenciones.

Alef-Thau aprende que todo tiene un precio y que realmente no importa cuánto tenga que entregar o perder si lo verdadero, el amor de quien dice amarlo, nunca lo abandona ante la adversidad.

Realmente no tengo idea si esto tiene algo que ver con el capítulo pero este maldito teclado no para de exigir, se alimenta de divagaciones. Y bueno, el último de este comic: El triunfo del soñador y a instancias de una nueva y agradable seguidora de Jodorowsky, en unos días comenzaré con El Incal. Saludos.


Descarga: Cbr
Leer más

25 febrero 2008

Cosas que pasan



Leer más

Syd Barrett

Mientras leía todo lo que encontré sobre Syd Barrett, intentaba recordar en qué lugar había guardado esa revista dedicada a Pink Floyd que encontré en una feria de libros usados hace algunos años, y que ya estaba super ajada cuando la compré. Estaba casi seguro de que era en ella donde Gilmour hablaba sobre este loco lindo.
Como la búsqueda no daba frutos, llamé a mi amigo Purplechild, mi mentor musical, para que me repitiera lo que me ha dicho en innumerables ocasiones: que Barrett encadenaba notas poco habituales, cambiaba de acordes sin seguir regla musical alguna, que arremetía en tiempos inesperados, en fin, que no obedecía a ninguna lógica y sin embargo, sus composiciones funcionan. Dime si no era un genio, me dice.
Al parecer hay muchos que concuerdan con esa apreciación y no tengo la intención de contradecirlos, tampoco el conocimiento como para hacerlo. Pero como ya encontré la mentada revista y el ánimo no anda como para escribir algo original (si es que alguna vez lo hice), voy a ir transcribiendo parte de la entrevista a David Gilmour.
Luego de hablar sobre la creación de The wall y contar algunos detalles muy interesantes al respecto, le preguntan acerca de su participación en la grabación de los discos de Barrett y aquí comienzan las divergencias con los expertos que he estado leyendo toda la tarde. Según él, después de seis meses de producción, The madcap laughs (1970) estaba en punto muerto. El sello había dado por perdido el dinero invertido y el productor contratado estaba harto con Syd. Fue en ese momento en que éste se acercó a Gilmour y Waters pidiéndoles ayuda para terminar el disco y, obviamente, ellos aceptaron
El problema vino de parte de EMI que sólo les dio dos días para terminar el disco. Cuenta Gilmour:
"Básicamente, Roger y yo nos sentamos con él, después de haber escuchado todas sus canciones, y le dijimos Syd, toca esta, Syd, toca aquella otra. Lo sentamos en una silla con un par de micrófonos frente a él y lo hicimos cantar." Luego les agregaron algunos efectos y sobregrabaron algo de batería, bajo y órgano. El resultado no los dejó conformes pero el poco tiempo para teminarlo les impidió realizar algo más elaborado. "El potencial de algunas de esas canciones... podrían haber sido realmente fantásticas."
En el segundo disco sí tuvieron tiempo pero las dificultades las puso el mismo Barrett: "Tratar de encontrar una técnica para trabajar con Syd era muy dificultoso. Había que grabar las bases sin él, trabajando sobre alguna versión del tema que ya había hecho y recién luego de esto, sentarlo y tratar de que tocara y cantara, pinchando un montón de veces. O podías hacerlo interpretar un tema solo y luego grabar todo lo demás encima de eso.
El concepto de él tocando con otros músicos era imposible porque cambiaba la canción cada vez. Nunca hacía un tema dos veces de la misma forma, pienso que deliberadamente."

La entrevista despeja algunas dudas y aclara detalles, por ejemplo, sobre la aparición de Syd en la grabación de Wish you were here, pero cuando le preguntan su opinión acerca del culto que se ha hecho en torno de la figura de Barrett, es el momento en que Gilmour se despacha algunas frases más que interesantes:
"Es triste que la gente piense que es un sujeto maravilloso, una leyenda viviente, cuando en realidad existe este pobre loco triste que no puede manejarse con la vida ni consigo mismo. Él tiene cosas incontrolables dentro suyo que no puede manejar y la gente piensa que eso es una maravilla sumamente romántica. Es triste, una hermosa y talentosa persona que está simplemente desintegrada."
Concluye recalcando la idea: "Es muy triste, la de Syd es una triste historia romantizada por gente que no sabe nada sobre él. Lo han convertido en una moda."
No pretendo desmitificar al mito, ni creo que Gilmour tuviera dobles intenciones al decir estas cosas. Por el contrario, siento sus palabras como las de alguien que ve con dolor el derrumbe irremediable de una persona querida y él no puede hacer nada más que observar impotente. De todos modos, a pesar de los inconvenientes durante las grabaciones, los discos se han convertido, con el paso de los años, en obras casi indispensables de la historia del rock.


Descarga
Leer más

22 febrero 2008

Mazzy Star

Las frías noches estivales de mi ciudad son ideales para esas largas caminatas sin rumbo fijo que, de tan repetidas, ya son un hábito necesario y placentero. Si además, se tiene la suerte de pasear escuchando la suave y sensual voz de Hope Sandoval susurrando al oído, pues, el placer es doble. Claro que existe el riesgo inminente de que el estado casi catatónico al cual nos transportan Fade into you, Flowers in december o Disappear, nos lleve a estrellarnos estrepitosamente con algún otro caminante nocturno o, peor aún, con ese automovil estacionado que apareció como de la nada (no es que a mi me ocurriera algo así, eh!)
Debo confesar que desde antes de haber visto alguna foto de Hope ya sentía una especie de amor platónico por ella, me bastaba escuchar su voz para sentir cierto calorcillo en el pecho. Y bueno, cuando tuve la primera de sus imágenes ante mis asombrados ojos, mi fascinación ya no tuvo límites. Pero como nada es perfecto en este mundo, junto a ella aparecía un tipo que, como luego me enteré, era la otra mitad de Mazzy Star, David Roback es el nombre del sujeto ese.
Juntos editaron en 1990 She hangs brightly, en el cual se evidenciaba lo que luego desarrollarían con más profundidad: toques de folk y blues envolviendo letras que recordaban a bandas como Velvet Underground y en ciertos momentos a The doors.
En 1993 con So tonight that I might see y especialmente de la mano de los tres acordes de Fade into you, se toman el mundo por asalto. Es un decir solamente, ya que nunca disfrutaron de una fama masiva sino que, principalmente, el duo fue valorado en su justa medida, más que nada por los seguidores de la música alternativa y experimental. A pesar de eso, el tema ya mencionado logró una difusión más que respetable en muchas partes del mundo, inclusive en paises tan exóticos como Lituania y Chile.
El último disco del duo es Among my swan de 1996, el menos sicodélico de los tres y en el que exploran con mayor tranquilidad y desenfado su veta folk. Y aunque este dato no creo que tenga mayor importancia, es mi favorito. Además de Disappear y Flowers in december, que tuvieron cierta resonancia radial, destaco Roseblood y especialmete la bella simpleza de I've been let down.
Sólo tres discos, un montón de canciones entrañables y la voz de Hope, es lo que queda a disposición de los sentidos de quienes se interesen y agrego un cuarto que corresponde a lados b y tomas en vivo.


Descarga



Fade into you

Leer más

21 febrero 2008

Alef -Thau, La puerta de la verdad, Jodorowsky - Arno

Séptima y penúltima parte de las aventuras y desventuras de Alef-Thau, en la cual nuestro héroe descubre que alcanzar un objetivo es sólo el punto de partida para una nueva búsqueda. Lo que parecía un tema secundario, o que se podía soslayar al tener que enfrentar un desafío inmediato e ineludible, ahora se convierte en su razón de ser.

¿De qué sirve tener el poder de hacer y deshacer si se vive una existencia irreal? se pregunta Alef-Thau. Por su parte Diamante no le encuentra razón de ser a su inmortalidad; si no existe la posibilidad de la muerte, no se puede amar en su justa medida a la vida.

Al parecer la existencia de ambos está marcada por el constante ir y venir entre los sueños y la realidad. Lo sustancial se encuentra en el cuestionamiento continuo. Más importante que la obtención de una meta, es el proceso de aprendizaje durante la búsqueda.

Ese aprendizaje se logra sólo si se aceptan como naturales y necesarias cada una de nuestra emociones, incluso aquellas que a veces nos sorprenden a nosotros mismos. No hay plenitud si negamos parte de ellas.

Creo que este comic hay que terminarlo luego.


Descarga: Cbr
Leer más

19 febrero 2008

Eddie Vedder Into the wild 2007

"Si admitimos que la vida humana puede regirse por la razón, se destruye la posibilidad de la vida"
(Alexander Supertramp)

Hay varias cosas que me agradan de Eddie Vedder y sus amigotes de Pearl Jam: me encanta esa actitud desafiante ante el stablishment porque sé que no es sólo una pose. También el compromiso férreo y sin concesiones con su música y con sus seguidores, algo que me recuerda la relación tan rica y fructifera que existe entre Marillion y sus fans; o la entrega total y admirable de Joe Strummer hacia quienes se acercaban a estrecharle la mano.
Cuando me enteré que los muchachos de Pearl Jam ofrecían las grabaciones de conciertos suyos en su página para descarga gratis y que, además, recomendaban algunas sobre otras por cuestiones de calidad de sonido, sonreí satisfecho al imaginar el dolor que sentían en lo más íntimo de su bolsillo los mercenarios de las disqueras.
También me agrada saber que a pesar de vivir malos momentos, como todo el mundo, fueron capaces de enfrentarse a ellos, entendiéndolos sólo como parte del precio que se tiene que pagar al hacer las cosas con pasión. No cayeron en la autoindulgencia ni en la tentación de convertirse en mártires, sino todo lo contrario, prefirieron ser menos famosos pero seguir su propio camino.
Entonces, no me extraña que Sean Penn dijera que a medida que armaba su película y veía a Emile Hirsch evolucionando en su personaje de Christopher (aka Alexander Supertramp), se le aparecía con insistencia la voz de Vedder. Y su idea inicial de incluir canciones de varios cantautores se redujo a uno solo.
El resultado es este disco que supera la categoría de soundtrack, y se convierte en una pequeña joya en la que Eddie demuestra que entendió perfectamente las motivaciones de un muchacho que buscaba su lugar, por muy pequeño que fuera. Y en esa busqueda, casi sin proponérselo, fue cambiando la vida de quienes se encontraba a su paso y, a la vez, se fue permitiendo cambiar y crecer.
Un gran disco Into the wild, de no mucha duración, pero eso mismo nos permite oirlo una y otra vez sin cansar. Si existe la posibilidad de ver la película, pues mejor aún.


Into the wild
Leer más

16 febrero 2008

Los Blops

Los Blops tienen a su haber un par de detalles muy especiales: primero, ser los creadores de un disco del que muchos hablan pero que pocos han escuchado y, además, ser rechazados tanto por la izquierda como por la derecha de la ultra politizada sociedad chilena de principios de los 70. Por un lado se les tildaba de hijitos de su papá y extranjerizantes por hacer rock y desde el otro bando, les criticaban sus cabellos largos y esa costumbre tan extraña y no bien vista de vivir en comunidad.
Esto mismo ayudó a crear una ferrea cohesión entre los integrantes del grupo, sumada a una disciplina casi espartana que, según Eduardo Gatti (guitarrista y compositor) no se circunscribía sólo a lo netamente musical, sino que abarcaba detalles tan íntimos y cotidianos como es el quehacer diario de cualquier mortal.
"Nos levantábamos a las siete de la mañana con un musu (baño con paño frío estando en cama) luego ducha helada, gimnasia, trabajo de meditación, desayuno y ocho horas de ensayo."
Tal vez esto fue lo que les dio la fortaleza suficiente para sacudirse el fracaso de su presentación en el Festival de Viña del Mar de 1972. "Todo partió mal desde el principio - recuerda Gatti - si hasta el animador en medio de la presentación nos pregunto ¿Chiquillos como se llaman ustedes.? Además nuestra actitud fue provocadora, en vez de tocar parados tocamos sentados en loto." Luego de eso, decidirse por hacer la música que querían sin pensar ni esperar mucho del público, fue lo más lógico y sano. De allí nació La locomotora, disco tanto o más mítico que el primero que grabaron Los Jaivas.
Pero revisemos un poco la historia musical... no la del grupo sino la mía :D
Cuando aún era un imberbe y taciturno adolescente llegaron a mis manos Los Blops y Locomotora, debut y tercer y último disco en estudio del grupo, respectivamente. Y recuerdo que, además de Los momentos, que para el rock chileno significa más o menos lo mismo que Canción para mi muerte para el rock argentino, y un montón de canciones que mezclan rock, folk y lisergia, lo que más me llamó la atención fue que estos tipos cantaban en... chileno.
Así es, en un país en que se piensa que todo lo que vale la pena viene desde afuera y se imitan vergonzosamente acentos extranjeros, que alguien cante: Frío má' que nada frío, tengo yo lo' pie', suena casi transgresor y refrescante. Esta mala costumbre nuestra de no pronunciar las eses de pronto me pareció exquisita y entrañable. Si a eso agregamos un trasfondo humanista y un profundo sentido espiritual, pues, era imposible no dejarse atrapar.
Locomotora es totalmente diferente, no sólo por ser instrumental ni por la extensión de sus composiciones sino, principalmente, porque es un disco que nació de la rabia, del deseo de patearle el culo al mundo luego de su nefasto paso por el sobrevalorado festival viñamarino: ”Nuestra actitud posterior fue: ¡qué vamos a darles canciones delicadas a estos hueones, hagamos rock duro!”. Y eso hicieron, crearon 5 potentes temas de corte netamente progresivo, considerado el primero de esta tendencia musical hecho en estos lares. Un discazo, así, con todas sus letras, a pesar de sus imperfecciones de edición (que las tiene).
Varios años más tarde me encontré con Del volar de las palomas (1971), que fue el segundo en editarse y el eslabón que me faltaba en la transición entre los otros dos. Por variadas razones, que van desde lo familiar hasta reminiscencias de un pasado idealista, mucho más participativo y colectivo en mis intereses, se ha ido convirtiendo en uno de mis favoritos con el paso del tiempo, como en una especie de soundtrack personal.
Para mi gusto, aquí está incluido una de las mejores canciones del rock chilensis y también, de las que más me interpretan. A pesar de escucharlo en innumerables ocasiones, mi fascinación por el tema que da nombre al disco no decae, la voz de Ángel Parra, en su rol de vocalista invitado, parece desgarrarse a medida que transcurre esa verdadera nube de emociones. Simplemente estremecedor.
A propósito de artistas invitados, Los Blops cumplieron con este rol en El derecho de vivir en paz y Abre la ventana de Victor Jara, lo que demuestra la apertura mental del creador del Cigarrito que, en los momentos en que muchos discriminaban a ciertos músicos por no seguir la corriente en boga, los invitó a acompañarlo en dos de sus temas más bellos.
Y ahora... ahora siento esa sensación ya un poco familiar de que me he quedado corto, de que debí decir mucho más de lo que dije, que a pesar de tratarse de uno de mis grupos más queridos no supe ni pude comunicar todo lo debía acerca de ellos. Pero ¿quién sabe?... en una de esas, quizás sea para mejor.



Click


Los Momentos




Fuente de consulta: Rock Progresivo.org
Leer más

13 febrero 2008

Alef-Thau, El hombre sin realidad Jodorowsky - Arno

Continúo en blanco, voy a divagar un poco: recuerdo que hace unos años, alguien muy cercano me dijo que yo hablo demasiado e incluso me preguntó por esta maldita manía que tengo de cambiar de tema cada 2 ó 3 minutos y que no puedo evitar. Me impactó tanto esta revelación que comencé de inmediato a preguntar entre mis amigos qué tanto de verdad había, ya se sabe, las mujeres cuando quieren sacar roncha recurren a golpes bajos.

Pero la sorpresa se convirtió en espanto al darme cuenta de que todos mis amigotes estaban de acuerdo con ella. Claro que matizaron sus comentarios con frases de buena crianza: Lo que dices es interesante... casi siempre o Tus puntos de vista son novedosos, no se entienden pero... No faltó el que aprovechó para desquitarse por alguna tonterilla: Hablai hasta por los codos huevón, ¡Qué manera de transmitir la tuya!

No lo podía creer, me estaban diciendo que soy totalmente diferente a como me creía y lo hacían como si se tratara de lo más natural del mundo. Por lo tanto, desde ese día opté por hablar menos, ya fuera en reuniones familiares o entre amigos, reduje mis intervenciones a lo mínimo y necesario. Me convertí en un apologista del silencio.

Pero todo lo bueno tiene un final, desgraciadamente: Cuando estaba evaluando seriamente la posibilidad de comunicarme con gestos, me llamó mi amigo Carranz diciendo que tenía que entrevistar sí o sí a la chica que pensábamos incluir en nuestro cortometraje (que nunca se realizó).

Es demasiado rica huevón, me dijo. No sé qué decirle, me mira y me turbo todo, ni siquiera Purplechild sabe cómo comunicarse con ella. Eso sí fue novedad. Así que partí raudo a la casa de mi buen amigo, motivado más por la curiosidad que por otra cosa y con el convencimiento de no romper mi autopromesa.

Pero uno propone y la naturaleza dispone, al llegar me encontré con el lamentable espectáculo de mi par de amigos hablando acerca de la relación del cine de Kubrick con la metástasis de la abeja reina, y las influencias insospechadas que tiene el invierno polar en la salud de los sudafricanos. Frente a ellos se encontraba una morena preciosa con cara de aburrimiento y el vestigio de un helado de crema en su labio superior y bueno... no me pude resistir e hice un comentario al respecto.

¡Si pudieran ver la cara que pusieron mis compinches! pero antes de que me dijeran nada ella me respondió con la misma clase que suelo tener yo. Desde ese momento todo se relajó (en rigor, no todo), la conversación se banalizó y terminamos hablando de puras tonteras, de cosas mínimas e inútiles pero que nos permitieron comunicarnos. Y a mi me sirvieron para entender y convencerme de que más que hablar mucho, lo que realmente importa, es conversar... y para eso sí que soy bueno :D

Una vez más me olvidé del comic. Saludos a todos y les dejo la sexta parte de Alef-Thau, El hombre sin realidad.

Descarga: Cbr

Leer más

11 febrero 2008

Días en blanco

Estoy en blanco, totalmente vacío de ideas. Pero no quiero forzar nada, seguiré el consejo de una amiga muy querida que me dijo hace un tiempo que las cosas, cuando son forzadas, no funcionan. Me viene de perillas el consejo ahora para excusar mi extravío (asumiendo que alguna vez he sabido hacia qué lugar me dirijo).
Afortunadamente, hay personas que sí tienen cosas qué decir, y de una manera impresionante. Por distintos motivos y caminos, llegué a los blogs de Daniel y de Alanising y lo que en ambos encontré me atrapó de inmediato.
Él se nota que es joven, muy joven y sin embargo, al leer lo que ha escrito, sentí que se trataba de alguien que ha vivido mucho más de lo que su edad indica... o creció observando el mundo desde su propio mundo, aprendiendo a mirar más allá de las fachadas, acostumbrándose a ver por sí mismo y resolviendo dudas que nadie podía aclarar por él. Además, tiene talento, por eso no dudé en robarle unos relatos cortos, sólo para crear la necesidad.
Ella escribe poesía... no, no es así exactamente, más bien dicho, ella poetiza lo que siente. Mmm, me salió medio cursi pero es que no sé cómo describir lo que sentí mientras leía Mi amigo con sístole. Fue como hurgar en un diario íntimo, hay tanta honestidad, dolorosa honestidad en sus palabras que no pude evitar involucrarme. De Alanising pondré algo mañana, si es que antes no me llega una demanda por plagio.
La foto del leopardo no tiene nada que ver pero en este momento me identifica totalmente :)
Los dejo entonces, con Daniel.



Me colgaría de cabeza si supiera cómo. Escapar... ¿adónde? Mataría a alguien si no temiera hacerlo, o haría como si no me importase, si de verdad no me importara. Odiar tampoco sé. Soy apenas un rostro, un suspiro, un mural en la pared; una piedra en el fondo del alcantarillado. Soy la brizna de la noche sin estrellas y testigo de la muerte del citadino. Soy al que no eligieron para morir.

Luisa

Un día veré a Luisa, pues ella me prometió que vendría después de navidad. No sé si llegará sorpresivamente o me avisará; pero como sea, ya estoy esperando con ansias, quiero abrazarla y besarla. Además, ella lo prometió y no puede faltar a su promesa, pues una promesa es una promesa. Las promesas no se deben defraudar. La última vez que hablé con ella supe que estaba embarazada, y que yo soy el causante, así que esta vez espero ver a Luisa y a mi hijo; juntos por fin los tres. Claro, tiene que ser después de navidad, eso me dijo ella. Es lo malo. Siempre es después, y pareciera que ese dichoso después nunca llega. Pero ese tiempo me ha servido para pensar en cada palabra que les diré a ambos. Hasta compré flores para ella, sus favoritas. Y a mi hijo, pues, a él ya quiero verlo. Ojalá estén bien. Ojalá Dios lo permita. Quiero que ya lleguen... Ojalá Luisa le haya puesto un buen nombre a nuestro hijo, un nombre adecuado, bonito, no uno común sin significado ni gracia. Ay Luisa... Te he esperado diez años.

Tres personas

Gloria estaba siendo azotada contra una pared, y su cara, destrozada, era una mueca de risa empapada en sudor nervioso y llegaban los golpes en demasía, directos y constantes, como un tamborileo desquiciado vuelto espantoso y recalcitrante; era como si aquella escena recordara a otras donde los trenes sonasen igual que las bombas, y los relojes, segundo a segundo, devoraran todo el tiempo del mundo, ¡todo!; tan fuerte que en el cuerpo de Gloria retumbaran como monumentales estampidos sus huesos, tan parecidos a delgados juncos, y su nariz, como vidrios rotos, machacada por puños que lograban muy bien su labor de aplastar. Y entonces él se detuvo un momento. “Te amo”, le dijo ella, suavemente. “Yo también”, respondió él, y se marchó. Gloria reía y reía.

Y este es su blog La vida de


Leer más

06 febrero 2008

Alef-Thau, El Emperador cojo Jodorowsky - Arno

Hay una escena en Full metal jacket de Stanley Kubrik, en la cual un oficial le pregunta a un soldado raso por qué lleva escrito en su casco Nacido para matar y a la vez cuelga de su cuello el símbolo de la paz. Supongo que se debe a la dualidad del hombre de la que hablaba Jung responde el soldado y la reacción airada del oficial no se hace esperar: ¿te está burlando de mi %&$%$? :D Las palabras exactas no las recuerdo pero esa es la idea.

Me acordé de esa escena debido a una discusión acerca de Duna que tuve con un amigo. Él es fanático de David Lynch y no pudo superar el impacto de escucharme decir que si Jodorowsky hubiera podido filmar esa película, como era la idea original, en vez de ser una cinta respetada sería un objeto de culto. Porque no hay que olvidar que el maestro psicomago ya tenía prácticamente todo preparado para la realización, incluido el compromiso de su amigo Dalí de representar un papel y los bosquejos de la ambientación a cargo de H. R. Giger (varios de ellos utilizados luego en Alien, el octavo pasajero).

En cierto momento de la discusión, cuando los argumentos de mi amigo para defender a Lynch se le habían difuminado entre la rabia y la desesperación, recurrió a una frase que me demostró que ya se había dado por vencido: ¿Sabes qué? - me dijo - Tu amigo Jodorowsky hace demasiadas cosas, es imposible que una persona haga todo bien cuando se dedica a tanto a la vez.

Luego, como buen abogado que es, se dedicó a enumerar un montón de razones, cada una más alejada del tema inicial, por las cuales no se puede cumplir de buena forma en más de una tarea a la vez. Y fue en ese momento preciso en que recordé la escena de la que hablaba al principio.

No es fácil para alguien que se ha creado dentro de límites bien establecidos, como un abogado o un militar, entender que la genialidad de algunas personas no reconoce limitaciones y que, por el contrario, se nutre de los nuevos desafíos y huye de las normas en que se basa la rutina.

Entonces, es totalmente lógico que en lugar de dormirse en sus laureles y dedicarse a disfrutar de la admiración de sus pares gracias a sus filmes, Jodorowsky incursionara en la literartura, el comic, además de ser mimo, psicomago, hombre de teatro y un par de etc más... y todo de buena forma, con originalidad y talento.

Juro por mi alma, que esta vez si me proponía hablar acerca de Alef-Thau, pero bueno...qué se le va a hacer. La quinta parte: El emperador cojo.

Saludos.

Descarga: Cbr

Leer más
 

el baúl de mefistum Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates