24 diciembre 2007

¿Amigos?... ¡Bah!

Recuerdo que hace un par de veranos se nos perdió Blanquita, la gallina regalona de una prima, y bueno... ya aprendí hace tiempo que cada vez que una mujer ¡necesita ayuda urgente! no hay partido de futbol ni programa en la tele que sea más importante que eso, ni tampoco los 36º a la sombra de ese día. Afortunadamente al ave en cuestión lo encontramos luego, en plena carretera y casi a punto de la insolación, pero viva. Asi que nos la llevamos, sin percatarnos eso sí, del huevo que ella había puesto y que quedó tirado en el asfalto.

El asunto es que, debido al calor intenso supongo, el huevo se transformó en un hermoso pollito que vio la luz del sol (literalmente) solo y abandonado. Sin saber qué hacer, se quedó un buen rato allí cavilando y habría seguido en eso de no ser por una enorme vaca que apareció como de la nada.

- ¿Qué haces aquí solito?- preguntó la vaca.
- No sé - respodió él en un hilo de voz.
- ¿Cómo llegaste a este lugar hijito?
- No sé.

La vaca captó de inmediato que el pobrecito no tenía idea de dónde estaba parado así que lo invitó a su casa, obviamente Panchito (nombre con que ella lo bautizó) aceptó de buena gana y se fueron los dos conversando como si fueran viejos amigos. De hecho, aunque no se crea, pasada una hora ambos eran uña y mugre, no podía existir dos almas más gemelas, dos caracteres más afines.
 
Pero el calor era cosa seria y Panchito se dio cuenta de que si se colocaba detrás de su amiga, podría capear los rayos solares que lo tenían al borde del spiedo. Dicho y hecho, se retrasó un poquitín, sólo lo suficiente para que la sombra de Vero (la vaca) lo protegiera y chao al calor.

Continuaron de esta forma un buen rato hasta que la naturaleza, la digestión en este caso, de Vero la obligo a levantar la cola y defecar sobre nuestro desprevenido héroe. Fue tan rápido todo que Panchito no alcanzó a esquivar lo que se le venía encima y... ¡plaff!

Cuando logró, luego de mucho esfuerzo, sacar su cabecita de su problema descubrió la realidad más terrible que puede haber para un recién nacido: Vero, su mejor y única amiga, lo miraba con un rictus de asco dibujado en sus labios y sin mediar palabra dio media vuelta y lo abandonó.

¿Qué hago?, se preguntó nuestro pequeño y solitario amigo. Miró hacia un lado y nada, luego hacia el otro lado y sólo vio la figura cada vez más pequeña de su ex amiga. Sintió que algo se anudaba en su garganta, el corazón se le aceleró, sus ojos se humedecieron, quiso gritar, juntó fuerzas, llenó sus pulmones y... ¡PÍO!

Fue todo lo que dijo... en serio, un ave de rapiña que por allí revoloteaba escuchó su piar y lanzándose en vuelo rasante, atrapó a Panchito, que no pudo hacer nada para evitarlo, y se lo llevó como invitado especial para la cena.

Creo que sé lo que deben estar sintiendo ahora, pero sería bueno que nos calmáramos todos un poco y, aunque asumo que es dificil, intentemos aprender algo de esta tragedia.
Personalmente, creo que hay tres conclusiones que se pueden sacar de esta historia:

1. No confiar en nadie, ¡PERO NADIE! mira que hasta tu mejor amigo te caga.
2. Cuando tu mejor amigo te ve cagao... ¡te abandona!
3. Cuando estés con la mierda hasta el cuello, ¡es mejor que no digas ni pío!

¡Saludos a todos y feliz navidad!

Leer más

17 diciembre 2007

Porcupine Tree

Sólo Steven Wilson y compañía puede darse el lujo de desechar material de primera calidad, no incluyéndolo en el que es hasta ahora el último disco de Porcupine Tree: Fear of a blank planet (2007) ¿Acto premeditado? quién sabe. Lo cierto es que a mediados del presente año el cuarteto inglés lanza el EP Nil Recurring, que contiene cuatro monumentales composiciones construidas a partir de aquel material sobrante y que resulta ser de lo mejor que hasta la fecha nos haya entregado PT.

En esta oportunidad, como en algunas anteriores, la banda vuelve a contar con la siempre fructífera colaboración del legendario guitarrista y compositor, Robert Fripp.

Lo que se iniciara como el proyecto personal de Wilson a finales de los ochenta, fue decantando hasta dar forma a una de las agrupaciones de rock progresivo más interesante del momento. Con una extensa discografía a su haber, PT ha sabido encantar a sus seguidores y a la crítica con cada nueva entrega.

Con fuertes reminiscencias psicodélicas, muchos vieron a esta banda como la nueva encarnación de Pink Floyd; apreciación más que justificada si consideramos discos como Up the downstairs (1993) y el no oficial Yellow Hedgerow Dreamscape (1994). Y aunque la influencia floydiana todavía se advierte, la apertura mental de Wilson y su innato sentido de la exploración lo han llevado a utilizar rítmicas y sonoridades propias de estilos tan diversos como el metal, jazz, la electrónica, el pop, con un resultado más que satisfactorio.

Claro que el mérito no es unipersonal. Convergen en la consolidación del sonido PT, las aportaciones inmejorables de Richard Barbieri (teclados), Collin Edwin (bajo) y el espectacular Gavin Harrison (batería), quien además colabora en la composición y en las líricas.

Desde In Absentia (2002), la utilización cada vez más recurrente de poderosos riffs de guitarra viene siendo la tónica que ha delineado el trabajo de estos ingleses, lo que es evidente en sus últimos discos. Quizás el mejor ejemplo de esto se encuentra en Arriving somewhere but not here, aquel increíble tema de doce minutos incluido en Deadwing (2005).

Entonces, no es extraño que Nil Recurring esté lleno de momentos en los cuales nos parece estar escuchando a una banda decididamente metalera. El primer tema es un potente instrumental, donde la guitarra de Fripp arremete con un desquiciado y electrizante solo final, muy crimsoniano. Luego, toda la armazón de Normal está al servicio de la voz y guitarra acústica, los protagonistas indiscutidos de esta canción de tono melancólico, de una línea melódica y armonía vocales realmente exquisitas.

Es interesante advertir que la voz de Wilson perfectamente podría funcionar en un contexto grunge (es una apreciación muy personal) y cuánto dista de las afectadas y pretenciosas vocalizaciones típicas del neoprogresivo.

Cheating the polygraph se desarrolla sobre una base rítmica endemoniada, un dolor de cabeza para cualquier baterista que se precie de tal. Y para finalizar, un optimista What happens now avanza en fluido crescendo hasta estallar en un climax exaltado por el, una vez más, muy crimsoniano arpegio de guitarra.

Entonces…What happens now? Siendo tan sólo un EP, Nil recurring deja la vara bastante alta y nos pone expectantes a la espera de lo nuevo de PT. Sin embargo, no puedo más que confiar en que Steven Wilson encontrará la forma de volver a sorprendernos una vez más.

Purplechild

Click


Blackest eyes


Leer más

15 diciembre 2007

Iron and Wine

Si tuviera que elegir un disco favorito entre los que se encuentran aquí, creo que me quedaría con In the reins de Calexico y Iron and Wine. Son sólo 7 canciones pero cada una de ellas tiene su propio sentido, se justifica la presencia de todas, nada se puso para rellenar y tal vez por esto mismo uno queda con la sensación de gusto a poco. Además, así fue como conocí a este cantautor, de nombre cristiano Sam Beam, cuya voz se metió imperceptiblemente en algún resquicio rebelde de mi memoria auditiva.

Gracias a santa Wikipedia me enteré que su primer trabajo, The creek drank the cradle (2002), fue producido y grabado por él mismo en su estudio casero... y se nota.

El año 2004 edita Our endless numbered days,muy similar al primero en cuanto a estructura pero con una producción profesional que se agradece de corazón. El disco repite algunas constantes de The creek… pero agrega más instrumentación. Conservando, eso sí, la sencillez de melodías y arpegios simples pero bellos, en total concordancia con historias mínimas que son contadas con la suavidad de una voz sin apuros ni exigencias.

En cierto momento, mientras lo oigo cantar Sodom, South Georgia, cierro los ojos, me dejo llevar por los recuerdos, y siento la extraña impresión de ser nuevamente un niño sentado junto a una fogata, escuchando atentamente esas historias inventadas por los viejos acerca de aventuras inexistentes y que eran la delicia de nuestra infantil imaginación.

Dicen que para escribir un cuento, una novela, o una canción en este caso, el único gran requisito es tener una historia que contar… y Sam Beam tiene muchas. Y sabe cómo contarlas.

A medida que continuaba leyendo sobre mi nuevo amigo, sus influencias y símiles, aparecían nombres conocidos para mi (Nick Drake, Elliot Smith) y términos también habituales en este blog: indie, alternativo, no comercial, en fin. 'Son todos una cofradía' me dijo, alguna vez, un amigo :)

Su discografía oficial la completa Shepherd's dog, editado este año. Mucho más producido que los anteriores y creo no equivocarme al decir que la experiencia de tocar con Calexico le animó a experimentar con nuevos ritmos e incluir variados instrumentos que le dan un toque de eclecticismo que, en vez de alejarlo de ese tono tan suyo e intimista, le dio la posibilidad de desarrollarse en niveles que hasta el momento no había probado.

Siento que Shepherd’s dog es un nuevo punto de partida para Iron and Wine, no en pos de la fama sino que en el proceso de crecimiento de un artista que, ojalá, siga escribiendo canciones tan personales y propias, y por esa misma razón, tan universales e identificables.

Pero aun si así no fuera, por lo menos nos quedará un puñado de los más bellos temas que he oído en mucho tiempo: Sunset soon forgotten, Sodom, South Georgia, Carousel que me recuerda algunas cosas de ese disco increíble que es Nursery cryme de Genesis, y principalmente Ressurrection fern y Naked as we came, cuyo video dejo para su consideración. Saludos.



Ver


Naked as we came



Leer más

08 diciembre 2007

Jeff Buckley Grace 1994

- ¿Sabías que este tipo usaba sólo dos efectos en su guitarra? pregunta-afirma Purplechild
- Ah, si?
Y mientras él se apasiona explicándome sobre Chorus, Flangers y el uso de acordes poco habituales en las canciones de este disco y se olvida del mundo exterior, pulso play nuevamente para ver qué tan cierto es lo que me dice.
-Y, claro que sí, tienes razón - le digo con el ceño fruncido, como si de verdad captara los matices de los que me habla mi amigo.
Recuerdo que al escuchar por primera vez Grace, lo que más me llamó la atención fue la increíble versión del Hallelujah de Leonard Cohen. Luego me enteré que esta es considerada la mejor de todas por los especialista, la última, la que quedará para la posteridad... y tienen la razón. El amplio registro vocal de Buckley, que podía pasearse por cuatro octavas sin mayor problemas, en este tema se manifiesta en su máxima expresión.
¿Es posible que con un sólo disco oficial un artista se convierta en objeto de culto? Han pasado diez años desde su muerte y estoy seguro que no es sólo mi amigo quién aun sigue emocionándose con su música. ¿Empatía? ¿identificación musical? quién sabe.
Lo que sí tengo claro, una de las pocas cosas que a estas alturas tengo claro, es que, aunque no lo busques, cuando te entregas por entero a lo que haces, cuando dejas de lado por un momento tu pudor y sientes que vale la pena exponerse, aun a riesgo de mostrar tus debilidades, estás dejando huellas.
Casi sin querer, gente como Buckley se ha conviertido en referente para muchos y eso es bueno... es esperanzador que algo así ocurra y por un momento me siento aliviado pensando que la poesía, la música y la voz son una sola cosa y que la muerte no se lo llevó... lo inmortalizó.
Lo cierto es que Grace, efectos más o efectos menos, es un disco que se queda incrustado... como una astilla que no podemos quitar y que con el tiempo nuestro organismo asimila a tal punto que llega el momento en que no recordamos desde cuando es parte de nuestra piel, de nuestra sangre o nuestra inconsciencia.




Grace 1994

1. Mojo pin
2. Grac
e
3. Last goodbye
4. Lilac
wine
5. So real
6. Halleluja
h
7. Lover, y
ou should've
come over
8. Corpus christi Carol
9. Eternal life
10. Dream brother






Descarga

Leer más

03 diciembre 2007

Blackfield La calma luego de la tempestad

¿Luego de Nick Cave qué?! no podía, o no quería, seguir con algo similar pero revisando mis cds he llegado a la conclusión de que mis amigos tienen razón: soy un melancólico de tomo y lomo. Además, esa melancolía está aderezada de una buena dosis de humor cáustico y negro, es decir, no tengo nada de música alegre o que por lo menos invite a mover el esqueleto, porca miseria!
Pero si es así, si en verdad soy tan melancólico ¿por qué será que ando todo el día sonriendo? o ¿por qué deben repetirme las cosas dos o tres veces para bajarme de la luna? mmm, creo que hay que investigar concienzudamente la causa de tamaño misterio, no lo puedo dejar pasar por alto.
Como soy un convencido de que la música y los estados de ánimo son inherentes entre sí, busco algo que no me saque de mi relajo ni me despierte de este momento de felicidad tan extraño y que amenaza con hacerse costumbre... y lo encuentro: Blackfield!!
Y claro, no hay nada que se aleje más de la oscuridad de Nick Cave que lo que hace este dúo formado por el inquieto genio creativo de Steven Wilson (alma mater de Pocupine tree) y el músico israelí Aviv Geffen.
En fútbol se habla de 'pequeñas sociedades', y siento que eso es lo que ha creado este par de músicos de excelencia: una pequeña sociedad que le regala un puñado de canciones de calidad a un corazón desbordado. Estoy seguro de que no soy el único que se ha enganchado con este disco lleno de humanidad y sentimiento... o por lo menos eso espero, saludos



Ver


Blackfield




Leer más

17 noviembre 2007

Tom Waits Orphans 2006

El mejor regalo de Waits para sus fanáticos, 56 canciones repartidas en tres discos, Brawlers, Bawlers y Bastards, 30 de ellas inéditas. En el primer cd encontramos al Tom de bares de mala muerte, humo y trago. Con su voz aguardentosa y provocadora recorre buena parte de la cultura musical yanky, siempre en su estilo por supuesto.
Bawlers es la calma entre comillas, baladas, temas de películas, un disco intimo e intimista que se disfruta sin sobresaltos. Y Bastards, que como me dijo un amigo: qué significará? el más experimental de los tres, el más dificil de digerir pero a la vez el más complice de aquellos que saben quienes son Bukowski, keruac, Bertold Brecht o Kurt Weill, algunos de los referentes reconocidos por este genio que, afortunadamente, continúa dando clases de creatividad.
A propósitpo de este disco monumental Waits, que se entrega en cada tema como si se le fuera la vida, ha dicho:
“En el centro de este disco está mi voz. Vuelco todos mis esfuerzos en resoplar, dar zapatazos, llorar, gemir, resollar, emitir sonidos inconexos, irme de la lengua, bramar, gimotear y seducir. Puedo conseguir que mi voz suene como una chica, una pareja de baile, un petardo, un payaso, un asesino... Puedo parecer tribal, irónico o angustiado. Mi voz es en realidad mi instrumento”.




Click


Leer más

16 noviembre 2007

Leonard Cohen I'm your man

Bien me decía un amigo, cuando se anda falto de ideas es bueno recurrir a citas, hurtar subrepticiamente (o no tanto) lo que otros, con verdadero talento, han expresado de tan buena forma. Sí, hay veces en que tienes la sensación de que te faltan palabras, que aunque lo grites no quedas satisfecho, momentos en los cuales sientes que te desgarras y aún así no logras comunicar todo lo que quieres decir, como si lo que tienes guardado luchara por salir y sin embargo... y sin embargo ahí se queda.

Y bueno, si he de robar ideas, por lo menos que sea de alguien que sabe de lo que habla, y lo hace con maestría además. Alguien como Leonard Cohen, a quien basta oir una vez para darse cuenta de que viene de vuelta de lugares que la mayoría aún no conoce.

El tipo bajó a las profundidades más oscuras de la tristeza y una vez allí se tomó su tiempo antes de emprender el camino de regreso. Se sentó comodamente, respiró con calma y entendió que el único lugar donde podría encontrar las respuestas que necesitaba era hurgando dentro de sí mismo.

Tal vez por eso se encerró en un templo y se convirtió en monje zen, quizás por lo mismo cuando dice que "no hay cura para el amor, no hay nada suficientemente puro para ser una cura para el amor", le creo. Le creo también cuando grita Aleluya a pesar de no ser religioso.

Y si de pronto canta que "todos sabemos que los dados están cargados, que la guerra terminó y los chicos buenos perdieron", no me queda más que darle la razón. Pero cuando habla de su modo de amar, de la manera casi suicida en que expone sus sentimientos y se entrega sin pedir nada más que un poco de calor, entonces, en ese momento, sólo me resta transcribir, subir el volumen de la música y sonreir satisfecho por el nuevo post terminado :)

Soy tu hombre (extracto)

Si quieres ser mi amante, haré cualquier cosa que me pidas
y si quieres otro tipo de amor, llevaré una máscara por tí
si quieres un compañero, toma mi mano
o si quieres golpearme hasta derribarme airada, aquí permanezco
soy tu hombre.



Click
Leer más

14 noviembre 2007

Calexico

¡Me encanta este grupo! Hace algunos años un amigo me pasó varios cds de grupos alternativos, Indie que les dicen, y después de escuchar, repasar, descartar y, finalmente, llegar al momento de elegir, me quedé sólo con Feast of wire.

Feliz con mi elección me dediqué a la noble tarea de mostrarle mi nuevo descubrimiento a cuánto amigo despistado se me cruzara en el camino. Con no muy buena recepción de su parte, para ser sincero. Les dije de todo: ignorantes, cabecitas cuadradas. ¡Cuándo van a salir del subdesarrollo cultural si se cierran a lo nuevo! y bla, bla, bla. En eso estaba, deleitándome de lo lindo frente a su falta de cultura musical, cuando uno de ellos me dijo, muy amablemente, que dejara de joder y mejor consiguiera el disco completo (agregó unas palabras más pero no las recuerdo).

Y, bueno, tenía toda la razón mi bien hablado amigo, me faltaban los últimos seis temas del disco, los cuales recién encontré la semana pasada y ahora, mientras los escucho, me doy cuenta que ellos podrían resumir perfectamente el 'estilo Calexico'.

Across the wire es el mejor ejemplo del acercamiento del grupo a la música mariachi, Dub latina y Güero Canelo tienen ese sabor de nuestra América morena: dulzona, sinuosa y excitante. Crumble, con sus toques jazzeros que me hacen pensar en esos tugurios que no conocen la luz del sol y en donde, cada noche, nacen y mueren historias de personajes marginales y marginados. Excelentes todos.

Pero son Whisping the horse's eye y No doze los que más me llegan. Se siente en ellos el aroma a desierto, a frontera yanky-mexicana, a largos días de soledad y viaje hacia uno mismo. Perfectamente podrían ser parte de la música de fondo para cualquiera de las películas dirigidas por Sean Penn o de la maravillosa Los tres entierros de Melquiades Estrada, de Tommy Lee Jones.

Y bueno... para variar terminé escribiendo de cualquier cosa menos de música.

Saludos



Click
Leer más

11 noviembre 2007

El lama blanco Jodorowsky - Bess

Leer más

06 noviembre 2007

Live Unplugged 1995

Y parece que fue sólo ayer cuando, comiendo palomitas de maiz, mi amiga Daniela y yo descubríamos a “Selling de drama” que luego se convertiría en el himno indispensable de las reuniones del año 94. Se marcaba un hito en la música al hacerse conocido un tema de este género y es que… por más que quisieran los amigos de la banda, era imposible no conectar con la lírica, letra y voz de las composiciones de Ed Kowalczyk.

Fue tan sorpresivo el éxito de la banda (para ellos y para los demás) por el estilo de música y la letra especialmente que, hasta el día de hoy, simplemente no se sabe que fue lo que pasó. En una entrevista dada a la revista Rolling Stone el año 94, Ed (de bandana en la cabeza, lentes redondos y cabello hasta los hombros) decía : (para desconcierto de la crítica que seguía en la disyuntiva de : son post-grunge, alternativo o que?) “No tenemos un tema en especifico para nuestras composiciones, pero ya que insistes supongo que muchas son reflexiones de la vida, de Dios, de todo”. Y sí… ya con “Selling the drama” se rompía un esquema al plantear una temática diferente a la que se estaba imponiendo (con Nirvana, Soundgarden, etc) ya que los temas de LIVE iban más allá de la contemplación personal, del individualismo y planteaba un concepto más holístico. UN TODO, donde solo somos “parte de” y no “el centro de”.

Letras como las de “Operation Spirit”: Escuché sobre salvar mi espíritu y mi alma pero decidí la ansiedad y el dolor, me fui…amigos…debí hacerlo? Mejor volvamos” o como “I alone”: Es más fácil no ser sabio y analizar las cosas solo con la mente” son claros ejemplos de la lírica universal de LIVE, del mensaje que desean trasmitir, de la filosofía de vida que decidieron adoptar en un momento crítico en la historia contemporánea ya que, ser “optimistas” era de lo más difícil, ES de lo más complicado.

El Unplugged de LIVE (grabado el 15 de febrero del 95 con un Ed rapado, en polerita y ya sin lentes) es en mucho de una riqueza sin fin, la voz de Kowalczyk, y el uso de instrumentos “no electrónicos” solo enriquece la música de este grupo y provoca emociones de serio compromiso con la vida.

Sin más preámbulos acá les va el álbum completo

Lucybel


Click

Leer más

05 noviembre 2007

Nick Drake "Ya no tengo nada más que decir"

La frase que da el título a este post pertenece a Nicholas Rodney Drake (1948-1974) y la pronunció al terminar la grabación de su tercer y último disco (Pink Moon 1972) En realidad, sí tenía mucho que decir, pero la poca recepción que habían tenido sus discos anteriores por parte del público, a pesar de las buenas críticas de los especialistas, habían hecho mella en su caracter melancólico y de tendencias depresivas.
En 1969, mientras aún es estudiante de Literatura inglesa en Cambridge, edita Five leaves left. El disco es bellísimo, con excelentes arreglos y destacando claramente la suave voz de Drake acompañada de su modo tan particular de arpegiar. Pero las presentaciones de promoción son lamentables: sentado en un taburete, solo con su guitarra y mirando fijamente sus zapatos, interpreta sus temas mientras la audiencia conversa animadamente y no le presta atención. Esto lo desanima y decide no volver a tocar en público. En este disco se encuentra Fruit tree quizás uno de sus temas más autobiográficos, y a la vez premonitorios:

" La fama no es más que un árbol frutal
así, tan inestable
nunca puede florecer
hasta que su tronco está en el suelo"

Bryter layter de 1970, significa un cambio en las composiciones. Trae temas más trabajados, con inclusión de saxo, piano y flauta, además de los instrumentos de cuerda. Su perfeccionismo alargó las grabacione por nueve meses, pero el resultado es un disco impecable. Nuevamente la ventas fueron pocas y la extrema timidez de Drake se resiente, debiendo recurrir a un siquiatra que le receta antidepresivos aduciendo un caso de 'depresión interna sin causas externas aparentes'.

Pink moon fue grabado en dos sesiones nocturnas, acompañado sólo por su guitarra y algunos acordes de piano. Al terminar las grabaciones Nick deja las cintas master en la recepción y se fuga para no tener que dar explicaciones acerca de la falta de arreglos orquestales.
Luego de esto su vida es cada vez más dificil, deja de tomar con regularidad sus medicamentos, pasa por etapas en las cuales parece totalmente desconectado de la realidad y termina internándose en un hospital siquiátrico durante cinco meses para posteriormente regresar a la casa de sus padres.
En 1974 intenta componer canciones para un nuevo disco pero sólo alcanza a grabar unas cuantas. "No quiero reir ni llorar. Estoy insensible, muerto por dentro" le dice a un amigo.
La mañana del 25 de noviembre de ese año, su madre lo encuentra muerto en su cama. La causa de su fallecimiento fue la ingesta de una sobredosis de antidepresivos.
En este último disco se encuentra Place to be, uno de sus temas más hermosos y que en parte de la letra dice:

"Y yo era fuerte, fuerte bajo el sol
pensaba que vería acabar el día
ahora soy más debil que el azúl más pálido
oh, tan debil en esta necesidad de tí"



Click

Fuente de consulta La luna rosa
Leer más

01 noviembre 2007

Y, bueno...

Leer más

29 octubre 2007

The Stranglers Greatest Hits 1977-1990

Me acordé de este disco hace un par de noches mientras veía por enésima vez Snatch (Cerdos y diamante) de Guy Ritchie, una de las pocas películas que puedo ver una y otra vez sin aburrirme. En ella, Brad Pitt, que hace el papel de un gitano bueno para los puñetazos y al cual no se le entiende ni la mitad de lo que habla, se enfrenta en una breve pelea con un grandulón mientras de fondo se escucha Golden brown y la escena, como por arte de magia, adquiere tono de vídeo clip.
Y claro! pensé, si Ritchie comenzó dirigiendo videos musicales y el filme tiene esa estructura en la cual se entrelazan las historias al mejor estilo de Pulp fiction, entonces cada escena potente debe ir acompañada sí o sí por un buen tema. El problema es que uno o se va por un momento de la película si conoce la canción y le trae recuerdos, o se queda con ganas de escuchar más, como es en este caso. Y bueno, cada vez que termino de ver Snatch escucho este disco, ya los asocié en mi mente per secula.
Bien hecha esta recopilación, nos pasea por buena parte de la historia de este grupo que no tuvo mayores problemas para acomodarse a lo cambios musicales. De pronto punk, luego new wave o con toques pop pero siempre manteniendo ese nivel de buen gusto en sus composiciones que se agradece.

Greatest Hits
Laid Black

Leer más

27 octubre 2007

Grant Lee Buffalo

El grupo debuta como tal con Fuzzy de 1993, con Grant Lee Phillips en la voz y guitarras, Joey Peters en bateria y Paul Kimble a cargo del bajo. Desafortunadamente, entre comillas, el primer tema es The shining hour, alegre y juguetón pero que a más de alguien le habrá bastado para renunciar a la idea de escuchar el resto... entendible.
Todo cambia a partir de Jupiter and teardrop, el verdadero comienzo del disco a mi modo de ver. El tema es impresionante, desde el par de acordes iniciales potentísimos que dan paso a un bello rasgueo electroacústico y a la voz de Grant Lee, que por algo fue considerado en más de una ocasión entre los mejores vocalistas del rock norteamericano, hasta ese solo de guitarra eléctrica breve pero intenso, casi imperceptible en el tiempo, como una daga bien afilada que rebana tus sentidos sin causarte dolor.
Luego nos atrapa una seguidilla de temas cada cual mejor que el otro, una verdadera delicia para los melómanos como yo que intentan huir de las modas.
En lo netamente musical el grupo es un fiel exponente de lo mejor de la tradición norteamericana, con guiños evidentes a Neil Young, el actual amigo de George Bush (quién te viera...) y con letras que transitan entre la emociones desgarradas y el compromiso social.
Una mención especial merece el disco grabado en vivo en Londres en 1994, la intensidad de las interpretaciones le confieren un plus extra a canciones que de por sí ya eran de antología.
Leer más

Grant Lee Phillips

Luego de la disolución del grupo, Grant Lee continuó su carrera en solitario editando un bello e intimista disco llamado Ladie's love oracle, en el que adquieren vuelo propio, a mi humilde parecer, temas como Heavenly y especialmente Flamin' shoe que me encanta.
Posteriormente realiza Mobilize y debo confesar que tuve que escucharlo varias veces para comenzar a considerarlo en serio. Ese coqueteo con lo tecno y las pistas pregrabadas no me causaron mucha gracia en un principio pero Lazily drowning y April chimes terminaron por convencerme de que valía la pena darle una segunda oportunidad a este disco.
Desafortunadamente por razones técnicas (por decirlo de algún modo) no puedo incluir Virginia creeper, su siguiente cd en solitario, y es realmente una pena ya que es un discazo (así, con todas sus letras) pero más adelante espero agregarlo.
El 2006 nos sorprende con Nineteeneighties, un sutil juego de palabras que nos acerca a versiones totalmente personales y sentidas de temas de los 80, donde destacan Under the milky way de The Church, So, central rain de REM, Boys don't cry de The cure y sobre todo Wave of mutilation de los Pixies.
Pero es este año, 2007, cuando Grant Lee nos regala lo mejor de sí. Strangelet está en un nivel superior, un disco maduro como su creador, inteligente, provocativo y pleno de buen gusto.
El tipo ya asumió que nunca será del gusto de las masas, no será comidillo de los medios y nadie se interesará por el color de su ropa interior. Ahora canta para sí mismo y para unos cuantos desubicados que atesoramos y valoramos, como niños con juguete nuevo, cada una de sus composiciones.

Click


Leer más

26 octubre 2007

King Crimson Happy with what you have... 2002

Antes de editar Power to believe (2003), y seguramente acuciados por la ansiedad de sus seguidores, los Crimson sacaron este ep en el cual encontramos algunos de los temas que luego incluirían en el último disco que conocemos de ellos, por ejemplo la versión acústica de Eyes wide open, o Shoganai, que serviría de base para Power to believe II.

1. Bude
2. Hapy with what you have to be happy with
3. Mie Gakure
4. She shudders
5. Eyes wide open
6. Shoganai
7. I ran
8. Potato pie
9. Lark's tongues in aspic IV
10. Clouds





Descarga
Leer más

25 octubre 2007

Kevin Johansen

Hay personas que me caen bien al minuto de conocerlas, hay lugares en los cuales me siento como en casa apenas los visito y hay canciones que me basta oir una vez para considerarlas como mías. Con los temas de este argentino nacido en Alaska admito sin ningún pudor que me gradué de Salieri, y con honores. A medida que los conocía me los apropiaba, asi de simple, con la más absoluta falta de vergüenza.

Lo más divertido es que, para variar, no soy el único ni el primero en identificarme con lo que hace este muchachín. La gran cantidad de seguidores que tiene en Chile se debe, creo yo, a la atracción que se siente en estos lares por el humor irónico, punzante, mordaz e inteligente que abunda en las letras de sus canciones. Además de esa capacidad de reirse de sí mismo y de su ego (Desde que te perdí) o la valentía de quitarse la armadura y exponerse a las heridas a pecho descubierto, a lo mero macho, en No seas insegura, entre otras.

A propósito de esa canción, ya la he escuchado como 10 veces seguidas con la esperanza de inspirarme para escribir algo más o menos decente y original... y la inspiración no llega, sigo esperando, para mientras...
Si alguien aun tiene dudas acerca de la popularidad arrasante de Kevin Johansen en este flacuchento país, lo invito a recorrer las poblaciones de cualquier ciudad. Cientos, no qué cientos, miles de niños han sido bautizados en su honor!! sólo es superado en arrastre popular por Brian De palma.

En lo netamente musical podría hablar del eclecticismo de sus melodías o del buen gusto con el que se utilizan los ritmos propios del folklor latino, pero no lo haré. Me parece que lo más lúcido de mi parte es asumir la actitud de aquellos críticos que no tienen la más mínima idea de lo que hablan y decir, con voz grave y ceño fruncido:

- ¡Este huevón es alternativo!... y punto, no se habla más del asunto.

Pd: Creo que debí elegir No tienes idea como fuente inspirativa, la estoy escuchando en este momento y se me llena la sesera de ideas geniales... mmm, tambien de malos recuerdos, mejor la cambio por En mi cabeza.



Clik
Leer más

22 octubre 2007

Ciencia v/s fe

Esto lo encontré en notes3es el blog de Alex y me pareció tan divertido que no tuve ningún empacho en apropiármelo.


Leer más

20 octubre 2007

Tom Waits I don´t wanna grow up

Creo que la sorpresa más grande que me llevé a poco de conectarme a internet, fue la de constatar que uno de mis artistas de culto (esos que uno considera como propios y que comparte a regañadientes) tenía muchos más seguidores de los que jamás imaginé.
Me explico: hace un par de meses posteé algunos de sus discos en Chilewarez y... oh, sorpresa, ¡¡ya he recibido una docena de agradecimientos!! cifra inédita en comparación con mis otros aportes, y las descargas están por sobre los 200.
Pero eso no es todo, cuando pensaba que ya nada me podría sorprender ocurrió lo más insólito. El fin de semana que recién pasó, mientras me aprestaba para dormir luego de celebrar este triunfo de la irreverencia, recibí un llamado por cobrar desde USA... ¡era nada más y nada menos que el mismísimo Tom Waits! Pero el muy fresco no llamaba para agradecerme o felicitarme ni nada de eso, sino para reclamar por la sobre exposición a la que lo estoy exponiendo, algo indigno para un artista como él.
Entre balbuceos de un inglés mal hablado por su parte y mal entendido por parte mía, logré darme cuenta de que me amenazaba con las penas del infierno si no retiro los cds de circulación.
¡Nada de abogados! me dijo, ni tampoco intermediarios, él mismo va a venir a darme una paliza a mano limpia en caso de que me haga el desentendido.
Esa es la razón, amigos míos, de por qué inicio este blog con los discos de este señor, para demostrarle que no tengo miedo. Venir a amenazarme a mí, ¡ja! ¿Acaso no sabes Tom que está científicamente comprobado que una persona corre más rápido cuando huye que cuando persigue?
Pasando a un aspecto menos serio (y eventualmente doloroso) creo que calificar a Tom Waits de artista de culto es totalmente justo. Es la única manera en que uno se puede referir a un tipo que además de compositor y cantante (llamemos canto a lo que hace) es escritor y actor, que rebosa originalidad y energía en cada una de sus obras.
Por si a alguien le quedan dudas recomiendo escuchar sus cds en vivo, Big time una recopilación de distintas actuaciones, y Live Akron. Es allí donde se siente en su real magnitud la compenetración del artista con su público, esa retro alimentación energética tan ansiada y que solo unos pocos logran, grande Waits!

Bienvenidos al Baúl, saludos.



Click

Leer más
 

el baúl de mefistum Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates